Archivo mensual: febrero 2014

PONENCIA Y POEMA DE MI PARTICIPACIÓN EN LOS PREMIOS “PORTAPAZ 2013” (ORGANIZADO POR EL “SEMINARIO GALEGO DE EDUCACIÓN PARA A PAZ”)

2014-01-30 21.01.25El pasado día 30 de enero, un día después de mi cumpleaños (una fecha siempre especial), tuve el honor de ser invitado por Manuel Dios (Presidente del “Seminario Galego de Educación para a Paz) a participar junto con los cantautores Emilio Rúa y Xosé Constenla, así como el propio Manuel y un nutrido grupo de niños y niñas, en la entrega del premio “Portapaz”, en esta ocasión adjudicado a Roberto Freire. Sin embargo, lo más importante para mí era ser un granito de arena más en esta lucha constante en favor de la paz y la liberad.

No tuve dudas sobre mi ponencia, una ponencia que tuvo como eje central el poema “Alén do mar”, un texto escrito con quince años y que relata con imágenes gruesas y trazado amplio el fenómeno de la emigración. Desde luego que cuando concebí el poema no pude imaginarme que yo terminaría siendo un “emigrante” y viviría un fuerte movimiento migratorio en mi tierra. Y pongo emigrante entre comillas, porque no considero que nadie de otro país me reciba como extranjero, es más, todos y todas me tratáis como en casa, abriéndome siempre las puertas de vuestro hogar, de vuestro corazón…

Aproveché pues, para hablar también del exiliado emocional, ¿quién es este? Para conocerlo mejor, no tenemos más opciones que la de remontarnos a la noche de los tiempos de la relación entre el ser humano y la naturaleza, en aquel momento todo era idílico, armonioso, uno. Y es que el ser humano hablaba el mismo lenguaje del resto de los animales, de las plantas, del viento o del mar. Todo esto bajo la bóveda cristalina y protectora de la ley natural.

Sin embargo, y esto nos llevaría una conferencia llena de hipótesis, el ser humano rompió con su propia identidad para crear una sociedad de plástico, un lugar artificial, una plaza que desde el comienzo esgrimió la ley positiva, una ley que defendería las necesidades creadas, la violencia, la lucha de egos, el ensañamiento, el consumismo, etc…

¿Qué es un exiliado emocional? Pues todo aquel que, viviendo en este cementerio, no solo sigue creyendo en la ley natural, sino que ve luces donde parece no haberlas, y quien, a pesar de su sufrimiento, construye puentes y faros para iluminar un mundo gris y carente de identidad.

¿Cuántos os veréis identificados? La emigración cada vez es más latente, pero ojalá que todos los emigrantes lleguen, literalmente, a buen puerto en su caminar.

A continuación os dejo un poema que no deja de sorprenderme con el paso de los años, jamás me esperaría que lo siguiese recitando después de más de una década, pero cada vez me doy cuenta de que mi viaje por la poesía es cíclico y que aquel chico de entre doce y quince años todavía tiene mucho que enseñarme, y especialmente coserme los cortes que me ha dado la vida.

Un fuerte abrazo a todos y a todas, gracias de antemano por vuestro aliento:

David Fernández Rivera

www.davidfernandezrivera.com

POEMA Y TRADUCCIÓN DEL ORIGINAL EN GALLEGO AL CASTELLANO:

ALÉN DO MAR

Sepultados con nocellos de miradas
choran nas enxivas
dun camiño de suspiros
e panos,
onde estamparán
os lenzos das suás celdas
con paixóns e recordos
alén do mar…

Cravados nos fíos ardentes
dunha coroa de bágoas,
espertarán os seus ollos
nas escumas
de cadeados e desexos
que morden as pálpebras
daquel horizonte
alén do mar…

As súas frontes
cabalgarán nunca amalgama de pedras
e bordados de cadeas,
onde
furacáns de balaustradas
espertarán os antepeitos da noite
cunha ferida de adeuses

alén do mar, alén do mar…

 

LEJOS DEL MAR

Sepultados con nudillos de miradas
lloran en las encías
de un camino de suspiros
y paños,
donde estamparán
los lienzos de sus celdas
con pasiones y recuerdos
lejos del mar…

Clavados en los hilos ardientes
de una corona de lágrimas
despertarán sus ojos
en las espumas
de candados y deseos
que muerden los párpados
de aquel horizonte
lejos del mar…

Sus frentes
cabalgarán en una amalgama de piedras
y bordados de cadenas,
donde
huracanes de balaustradas
despertarán las barandas de la noche
con una herida de adioses

lejos del mar, lejos del mar…

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized